Ruta 4, SL-4

El camino de la Taina (8,600 kms)

Esta ruta, también señalizada de blanco y verde, discurre por una parte desconocida del término municipal y nos encamina hacia Trillo.

Iniciaremos nuestra ruta saliendo de Henche por la carretera que lo comunica con Solanillos del Extremo, aunque la abandonaremos a los 100 m. Frente a la ermita de San Roque sale a la derecha el camino de Cifuentes; unos ciento cincuenta metros más allá nos sale un camino a la derecha bajo la atenta mirada del calvario; nuestro camino sigue de frente y a unos 400 m. abandonamos el camino que llevamos por otro que nos sale a la derecha, la pista por la que vamos termina frente a la central de Trillo y asciende el pequeño valle de Valdetrillo hasta un collado, a 1,5 km. del inicio del recorrido, y llamado El Portillo. A mitad de camino nos encontramos con la fuente de Valdetrillo.

Abandonamos en El Portillo el camino de la central para continuar a la derecha por el camino del Vallejo, que desciende al S. Dejamos a la derecha un camino; este primer tramo del Vallejo se llama La Calera y desemboca en otro valle que nos viene por la izquierda. El camino continúa al S hasta que a los 3 km del inicio termina en otro camino perpendicular al nuestro que nos corta el paso. Si la época del año en la que realizamos esta ruta es de julio a noviembre, en la que los barbechos están recolectados, se puede continuar hacia el S hasta Gualda, 3,7 km., visitando el pozo de Gualda, a medio camino y bajo el tendido eléctrico que por allí cruza el valle. Después de noviembre estos campos se aran y siembran, por lo que el recorrido no es muy realizable.

Nosotros recomendamos, desde donde termina el camino del Vallejo, continuar a la izquierda unos 200 m. al E hasta la fuente de las Mariquillas, para después regresar de nuevo al cruce y continuar de frente al O, ascendiendo y donde nos encontraremos un camino que nos sale a la derecha y llegar hasta una fuente seca llamada de Calero y que precede a un cruce, a los 4 km del recorrido, en el que continuaremos a la izquierda, al S, por un camino que sin perder altura rodea tanto el cerro como los campos labrados que tenemos a la derecha, dibujando con sus curvas los valles y lomas que descienden desde su cima.

A los 900 metros del cruce de fuente Calero cruzamos por un collado la pequeña sucesión de montecillos que corona el cerro Cristo.

El camino enfila al NO por el que podríamos regresar a Henche, pero eso significaría perderse unos bellos parajes del entorno.

Recomendamos abandonar el camino a los 100 m de este collado y seguiremos hacia el SO, entre un barbecho y el barranco de Valdevicente conservando la altura y ascendiendo hasta el collado de Los Cebollosos, para asomarnos al valle del arroyo de la Vega y la carretera que une Henche con Gualda. No hay senda ni nada, pero el terreno es transitable y nos permitirá inmejorables vistas sobre el mencionado valle. Dejando la cima a la derecha desde el collado nos desplazaremos hacia el O y después al N describiendo un círculo alrededor del mencionado cerro, sin perder altura. La magnífica sucesión de paisajes que se nos ofrecen justifica esta salida del camino; si nos asomamos al borde de la ladera veremos incluso la ermita de San Bartolomé. Cerca de este barbecho y descendiendo el vallejo de Valdevicente se encuentra la fuente de Llano Santo, hoy abandonada y sin agua.

Tras rodear por completo la cima de Los Cebollosos, regresamos al barbecho y al camino, tras recorrer unos 1,6 km. por terreno de monte bajo y barbecho.

Continuamos por el camino hacia la izquierda, al NO. La pista sigue rodeando las lomas y barrancos, que descienden desde el cerro a nuestra derecha, sin perder altura llegando a los 7,6 km a un camino que nos llega por la derecha y posteriormente a unas tainas, a nuestra derecha y que ponen nombre al camino; poco después llegamos a un collado y el camino desciende fuertemente hacia el N, hacia el ya próximo pueblo de Henche, con la mejor vista de toda la ruta.

Llegamos a la carretera, cruzamos el arroyo y terminando de nuevo en el pueblo, junto al merendero, tras 8,6 km de recorrido.

Esta ruta forma está descrita en el libro: Caminos de la Alta Alcarria, de Angel de Juan y Manuel Martín, patrocinado por la Central de Trillo.